Dashlut © Todos los derechos reservados

Web diseñada por www.lawebdelinformatico.es

Esta sección quiero dedicarla a todas mis perras que me han hecho feliz con su paso por mi vida.


Todas me han dado mucho amor y con cada desaparición se han llevado un trocito de mi corazón.

IN MEMORIAM

IN MEMORIAM

Thor


Fue mi primer Dobermann. Yo trabajaba en una clínica de Madrid y vino a mí de rebote,con dos días. Podeis imaginaros lo que me costó sacarlo adelante a base de biberones cada tres horas. Desgraciadamente me dejó a los seis años ,víctima de un envenenamiento en el parque donde lo sacaba a jugar con sus amigos.

Vivian de Grifeu

( Orestes de Grifeu X Triana de Grifeu)


Su paso fue fugaz : 6 meses.

Fue mi primera Dobermann con pedigree. Era el cachorro más encantador que he conocido. Obediente como ella sola. Con cuatro meses me defendió de un individuo al que se le ocurrió gritarme. Tenía un pecho impresionante para su edad, herencia de su madre, la gran Triana.

Xanthippe de Grifeu


(Hermana de camada del gran campeón y padre de campeones, dentro y fuera de España, Xandor de Grifeu)

    

Fue mi siguiente perra y la primera marrón. A raíz de la muerte de Vivien estaba al borde de la desesperación y me puse de nuevo en contacto con Mª Ángeles y Susana y dio la casualidad de que a la primera la iban a operar de un hombro y no podían hacerse cargo de la cachorra que tenía ya casi 4 meses. Cuando la vi, pensé que parecía una croqueta con patas. Pero en seguida me conquistó. No creo que vuelva a tener una perra que me dé tantas satisfacciones, tanto amor ni tanta devoción como ella. Por entonces yo aún tenía tiempo y me iba con ella todos los fines de semana al campo de trabajo. Nunca he visto una perra que fuera tan feliz aprendiendo todo lo que se le podía enseñar.


Desgraciadamente, se la llevó una insuficiencia renal producida por la maldita leishmaniosis, en una fecha que nunca podré olvidar:la madrugada del famoso 11 de septiembre ,cuando destruyeron las torres de Nueva York.Puso su cabeza sobre mi brazo y se durmió para siempre. Aún hoy lloro su muerte.

Cibeles de Grifeu


A la vez que mi amada Xanthy tuve a otra hija de Triana : Cibeles de Grifeu, hermana del también Ch. España, Csardas de Grifeu. Murió con dos años por un error mío que nunca me perdonaré; le dí un antiinflamatorio de humana y murió de una gastroenteritis hemorrágica fulminante.

Freedom de Grifeu


Otra hija de Triana con Floijdt van het Savelsbos


Floijdt van het Savelsbos, un perro de trabajo, que cuando empezó a presentarse en exposiciones de belleza, arrasó; lo que nos demuestra que un Dobermann de trabajo no tiene por qué ser feo.Frida (como se la conocía en casa) era una perra con una fuerte personalidad y que tuvo unos cachorros espectaculares, sobre todo con Xandor, dando la camada J de Grifeu con Janice y Jaguar, por ejemplo. Fue otra perra muy apegada a mí. Cazadora impresionante, se rompió los ligamentos cruzados de ambas rodillas, corriendo detrás de las liebres. Aún así era capaz de seguir a las otras en sus carreras. Fue el asidero de mi hija en sus primeros pasos, sin que jamás le hiciera un mal gesto, a pesar de los tirones que tenía que sufrir de la pequeñaja.

Janice de Grifeu


¡Qué voy a decir de mi Janice! Aunaba en una sola perra la sangre de mi amada Xanthy (ya que su padre era Xandor) con la de mi querida Frida y su maravillosa madre Triana. Sacó el pecho de su madre y abuela y el maravilloso carácter de la camada X de Grifeu. Era un encanto y la favorita de mi hija. Su único defecto era que no le gustaban las exposiciones; se aburría. Aún así, todas las veces que salió a ring quedó segunda y al decir de los jueces, sólo por su actitud aburrida.

Mención especial


Quiero hacer un hueco aquí, aunque gracias a Dios está viva y bien viva, para mi querida amiga Bego Eguirao, que es mi enciclopedia andante de pedigrees de todos los perros del mundo mundial. Tiene una cabeza prodigiosa y no sé qué haría sin ella. Es capaz de hacerme poner los pies en el suelo cuando me voy volando y de calmarme en mis momentos calientes. Ella y su hermana Claudia son como hermanas para mí. Siento tenerlas lejos de mi casa.

Qué decir de Susana Stuteley.Es la autora del mejor libro que se ha escrito sobre el Dobermann ("El Dobermann,ese gran desconocido").Es una enciclopedia andante de líneas de sangre,pedigrees,y todo lo relacionado con los cruces que hacía GRIFEU.Tiene una inteligencia prodigiosa y trabajó con Mª Angeles hasta conseguir situar sus perros en lo más alto.


Y por supuesto no sería justa si no dedicara mi mayor recuerdo a mi amada amiga Mª Angeles Martinez. Ella fue la culpable de que yo fuera y aún sea, la feliz propietaria de tantas perras maravillosas. Ella me contagió el amor por una línea especial del Dobermann: el que hace feliz a su dueño sea cual sea el destino para el que lo quiera. Ella me metió el gusanillo de la cría, primero con ella. Y cuando murió pensé que tenía la obligación moral de seguir su línea y evitar que tantos años de trabajo se perdieran.

Lo peor de esto es que todos los que en vida la criticaban, una vez muerta y cuando ya no puede llamarles por su nombre la ensalzan.¡Cuánto se reirá de ellos ahí arriba !Solo deseo que esté en el cielo rodeada de sus queridas perras ,sobre todo sus últimas favoritas: Triana y Elisabeth, que tanto la querían. Nunca podré olvidarla.

I’Kay de Dashlut